Novela·Romántica

Trilogía: Todas las canciones de amor…

cristina-prada

Títulos de la trilogía: “Todas las canciones de amor que suenan en la radio”, “Todas las canciones de amor que aún suenan en la radio”, “Todas las canciones de amor que siempre sonarán en la radio”.

Autora: Cristina Prada

Colección La Erótica (Planeta de libros)

Sinopsis: esta trilogía de Cristina Prada cuenta la historia de amor entre Ryan Riley y Maddie. Ryan, un multimillonario dueño de un montón de empresas y como él dice, dueño de Nueva York. Maddie, una chica de veinticuatro años que acaba de terminar un máster para trabajar como editora en una revista, y cuyo sueño es trabajar en la mítica revista New Yorker. Sus caminos se cruzan en la primera entrevista de trabajo de Maddie. El sr. Riley es el dueño de la revista de arquitectura Spaces, y Maddie llega tarde a su entrevista para el puesto de ayudante de editor. Sin embargo Ryan se la encuentra desesperada en una sala de reuniones del edificio y, como se siente irremediablemente atraído por ella, le hace una entrevista un tanto peculiar y la contrata. La atracción es mutua, y desde que Maddie entra a trabajar en la revista los encuentros y desencuentros entre ellos se suceden, mientras Ryan lucha contra ese sentimiento de amor, inusual para él, y Maddie lucha por no enamorarse de un hombre que sabe que no le conviene.

En mi opinión: una trilogía en la línea de las 50 sombras, ambientada en Nueva York y con un protagonista masculino treintañero, multimillonario y arrogante como pocos. Si tengo que ser sincera me sobran muchas escenas de sexo, sobre todo en el segundo libro, innecesarias porque ya nos ha quedado claro que la química entre ellos es brutal y que encajan a la perfección. Maddie es quizá demasiado inocente e ingenua (y como todas las protagonistas femeninas últimamente, se muerde el labio inferior un millón de veces en cada libro), y me irrita un poco que desde un principio parezca totalmente sometida a los caprichos de Ryan. Las pocas veces en las que intenta hacerle frente él le engatusa con el sexo y volvemos a lo mismo. No le veo mucho sentido tampoco al hermetismo de Ryan, cerrado en banda a expresar ninguno de sus sentimientos. No hay ningún tipo de trauma o hecho dramático que justifique que sea tan reacio a desvelar nada sobre él, y llegados a un punto de la relación entre ellos me parece casi hasta infantil.Hay un giro bastante dramático al final del segundo libro y que abre el tercero, y me he sorprendido a mí misma bastante emocionada, cuando el resto de la trilogía me había dejado bastante indiferente. Yo creo que es porque Cristina Prada escribe de una manera bastante emocional y personal, y consigue en algunos momentos tocar esa fibra sensible que al final todos tenemos. Me ha sorprendido también un cuarto libro, la historia contada desde el punto de vista de Ryan Riley ya que la trilogía es la historia desde el punto de vista de Maddie. No sé muy bien por qué pero a mi la historia me resulta más interesante vista desde el lado de él, y habría sido buena idea intercalar los dos puntos de vista en los libros anteriores porque enriquece la trama y porque nos da una idea de lo que pasa por su cabeza en algunos momentos en los que no lo tenemos muy claro…

En resumen: las fans de la novela romántica/erótica van a disfrutar de esta trilogía porque Cristina Prada sabe cómo transmitir sentimientos y tiene un giro que hace que te quedes hasta el final para saber qué va a pasar (aunque creo que todas lo tengamos muy claro).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s