Novela·Romántica

“El día que sueñes con flores salvajes”, Dulcinea (Paola Calasanz)

2794

Autora: Dulcinea, Paola Calasanz

Editorial: Editorial Roca

Sinopsis: Flor es una fotógrafa española de éxito que vive en Nueva York, adicta a la moda, a las redes sociales y a los lujos de la Gran Manzana, hasta el día en el que Jake, un sureño muy especial, se cruza en su camino. Juntos vivirán un romance apasionado, un proceso de crecimiento personal y un momento de inflexión que hará que ambos tengan que tomar la decisión más importante de sus vidas.

En mi opinión: GRAN DECEPCIÓN. No esperaba tener que escribir malas reseñas, aunque tampoco lo iba a evitar. Tampoco es que vaya a criticar toda la novela, simplemente me he llevado un buen chasco con esta. A pesar de todas las recomendaciones, de que la autora es una conocida youtuber (o quizá precisamente por eso) y de que tiene un proyecto precioso de protección de animales, Reserva Wild Forest, la novela me ha decepcionado enormemente. Básicamente me ha parecido un alegato a favor del veganismo y de la protección de todos los animales y seres vivos de la tierra, y realmente es un mensaje muy bonito pero no da para tejer una novela. O por lo menos no creo que la autora lo haya conseguido. Hay parrafadas preciosas de los protagonistas y de algunos personajes sobre la comunión de nuestro espíritu con los espíritus de la tierra, de los animales, de los bosques… pero lo que es la historia de amor y la evolución de los dos personajes es bastante poco creíble.

La protagonista, Flor, es una chica que en un principio parece que tiene todo lo que sueña, lo único es que vive en Nueva York y está muy estresada. Ya, yo vivo en Madrid y también lo estoy, y probablemente pueda encontrar gente en pueblos que también lo esté. Hasta ahí, nada nuevo. El caso es que un desconocido le salva de un atropello en un paso de cebra de la ciudad (como iba concentrada en su móvil no se ha dado cuenta de los coches), y este desconocido odia los teléfonos móviles y la vida estresada de la gente de la gran ciudad. A partir de aquí Flor no deja de pensar en él y se replantea toda su vida: su trabajo, su relación con su novio, su forma de comer… Es verdad que un encuentro con alguien que te resulte interesante puede poner tu mundo patas arriba pero es que en este caso el diálogo de Flor con este chico, Jake, es casi inexistente, por lo que sólo con su “embriagador olor” todo su mundo se revuelve. Vale.

El caso es que la historia no acaba aquí ya que acaba siendo el novio de la siguiente boda que va a fotografiar Flor, boda que se va a celebrar en un pintoresco pueblecito sureño de las Smokey Mountains (Tenessee). La historia se enreda todavía más cuando conocemos que Jake no ha dejado de pensar en ella desde que la rescató en Nueva York; que no está bien con su novia, Mel, con la que se va a casar; que vive en una familia vegana que se dedica a salvar animales de las granjas y que además esta familia está conectada con la de Flor a través de su abuela y del tiempo que pasó viviendo en un pueblo al lado. Muchas coincidencias en una historia que se basa completamente en casualidades, o eso me ha parecido a mí. No me creo que el repentino paso de Flor al veganismo, creo que una persona es libre de elegir la opción que prefiera pero no creo que por ver a unos terneros con su madre de repente abandones la carne radicalmente (y os lo dice una persona que se enternece con cualquier animalillo, por feo que sea, y que llora con las noticias de maltrato animal de los telediarios). Si el cambio hubiese sido más progresivo creo que me lo habría creído, pero no esa radicalidad de repente. Hay varios detalles de estos que hacen que no te creas la historia de amor de ellos y es una pena, porque todo gira alrededor de esta historia, y de hacer lo que dicta tu corazón y no tu cabeza. Da la sensación de que la autora tenía una prisa terrible por hablar de la defensa de la naturaleza y no le da el tiempo suficiente a la relación para que se desarrolle y nos la creamos.

En resumen: podría haber sido una bonita historia de amor si la hubiese desarrollado de forma más paciente pero creo que la prisa por hablar sobre los animales y el respeto a la naturaleza hace que la historia sea bastante inverosímil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s